Cómo mejorar nuestro Costo por Kilómetro (CPK) e impactar positivamente el medio ambiente.

https://www.tdm.com.co/wp-content/uploads/2021/02/CPK-blog.jpg

Las llantas son una de las partes más importantes de nuestro vehículo, estas mantienen contacto directo con el pavimento, por lo que mantenerlas en buen estado es fundamental para nuestra seguridad y eficiencia del vehículo; debe ser parte de nuestra rutina revisarlas constantemente.

En promedio, una llanta de un automóvil puede durar entre 45 mil a 60 mil kilómetros, en el caso de un vehículo de carga pesada, esta puede durar unos 120.000 kilómetros, y si la sabemos cuidar, esta llanta podría pasar a proceso de reencauche, lo que permitiría una vida útil más larga a más bajo costo, y mejoraría nuestro CPK (Costo por Kilómetro).

Si bien en los automóviles no se contempla el reencauche, si hay ciertos factores que tanto automóviles como vehículos más grandes deben tener en cuenta si quieren mejorar su Costo por Kilómetro (Inversión total / kilometraje total), y a su vez generar un impacto positivo en el medio ambiente.

Cómo mejoramos el CPK aumentando el rendimiento de las llantas:

  • Presión adecuada: Mantén las llantas en la presión adecuada según el fabricante y la carga que vaya a transportar el vehículo.
  • Velocidad:  Tener una velocidad constante, nos ayuda a alargar la vida útil de nuestras llantas, ya que se producen menos frenadas, las cuales causan que se desgasten más rápido el caucho de los neumáticos.
  • Cuidado con los andenes: Procura que tu llanta no choque con los andenes al momento de estacionarte
  • Válvulas con tapón: Luego de calibrar las llantas, verifica que tengas el tapón de cada una, de esta manera evitamos que la llanta pierda aire o se filtre basura o agua en la válvula.
  • Alineación: Este permite ajustar los ángulos de las ruedas y la dirección para que estén en la posición correcta y el vehículo pueda rodar con mayor facilidad.
  • Balanceo: Consiste en añadir contrapesos en las llantas para compensar la diferencia de peso, y así permitir un desgaste normal en toda la superficie de la llanta con el pavimento.

Además de estas buenas prácticas, es importante hacer un seguimiento regular a las profundidades de las llantas, con el fin de analizar cuál es la mejor rotación posible para que alarguemos su vida útil.

En el caso de los vehículos de tractocamión, el primer ciclo de vida de una llanta es de aproximadamente 120.000 kilómetros, si los cascos de las llantas se encuentran en buen estado, estas pueden pasar al proceso de reencauche, el cual nos permite tener otro ciclo de 120.000 kilómetros por una tercera parte del valor de una llanta nueva, mejorando así la rentabilidad de la flota y el impacto al medio ambiente sin poner en riesgo la seguridad.

En TDM estamos comprometidos con el planeta, por eso además de aprovechar las llantas al máximo, y reutilizar su carcasa, también nos preocupamos de su disposición final, la cual la realizamos a través de entidades certificadas quienes emplean las llantas como materia prima en la elaboración de canchas sintéticas, asfalto modificado, entre otros.

¡Te invitamos a seguir estas prácticas para optimizar los recursos de tu vehículo, y así reducir el impacto sobre el medio ambiente!


 [MNA1]En TDM

2 respuestas a “Cómo mejorar nuestro Costo por Kilómetro (CPK) e impactar positivamente el medio ambiente.”

  1. Excelente por estas buenas prácticas que realiza TDM y muchísimo mejor por nuestro medio ambiente.
    excelente legado para nuestros sucesores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat