Blog > Con eficiencia > Herramienta fundamental de Mantenimiento

Herramienta fundamental de Mantenimiento

04/04/2018

En los diferentes estudios avalados por Asociación de Tribología e Ingenieros en Lubricación, se establece que el desgaste de rodamientos es causado en mayor parte por una lubricación deficiente y por la contaminación de los lubricantes, además en muchas ocasiones estos son cambiados cuando aún pueden seguir trabajando.

Así pues la lubricación deficiente es la principal causa de las averías mecánicas, por un lado puede provocar un desgaste de las piezas en contacto y por otro provocar un aumento de temperatura de funcionamiento. La mala gestión incurre en la contaminación del fluido lubricante y la utilización de uno inadecuado puede disparar el consumo de combustible o de aceite.

El lubricante tiene principalmente dos diferentes funciones: Proteger la maquinaria y brindar información acerca de las condiciones de operación y la presencia de las causas de falla de esta; así los expertos se aseguran de que la maquinaria se encuentra realmente protegida y localizan condiciones de funcionamiento anormal de los vehículos.

En este sentido, nuestra área de mantenimiento es una gran ventaja diferenciadora para nosotros, pues nos permite gestionar de manera más oportuna estos aspectos, siendo más competitivos en términos de costos e incrementando aspectos como la seguridad y la eficiencia, factores de suma importancia dentro de nuestra oferta de valor.

Sabemos que una adecuada lubricación de los vehículos requiere de habilidades, iniciativa y responsabilidad en el proceso; por eso en TDM contamos con un técnico capacitado y especializado en la labor, consciente de que esta es una de las tareas más importantes para una correcta gestión del mantenimiento.

De esta manera mejoramos y estandarizamos el proceso de cambio de aceite, lo que nos permite minimizar los errores de manera significativa. Así mismo la toma de muestras de aceite se hace de manera más limpia, evitando su contaminación y logrando que los resultados de los análisis sean tan transparentes que nos permitan continuar extendiendo los periodos de cambio de aceite sin comprometer los estándares de calidad.

Mediante la lubricación, podemos evitar costes innecesarios e incluso lograr grandes beneficios al comprar menos ya que el aceite es un derivado del petróleo, al consumir menos estamos aportando a la sostenibilidad. Por otro lado disminuimos el índice de averías y aumentamos la disponibilidad de nuestros vehículos, lo que nos permite cumplir con los requerimientos logísticos de nuestros clientes.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

JOSE BARACALDO dice:

Excelente.. muy interesante… que bueno seria formalizar este articulo en un medio de comunicación a nivel nacional..